Sangiago Cirugeda nueva web
REF.A Estrategias Subversivas de Ocupación UrbanaREF.B ViviendaREF.C Arquitecturas ColaborativasREF.D Camiones Contenedores ColectivosREF.E Asentamientos ComplejosREF.F Escarceos con el Arte REF.Y AplicacionesREF.Z Extras
REF.C
COD.004/GRX/06
Arquitecturas Colaborativas/
Proyecto:
AAABIERTA
Ciudad:
Granada/
Fecha:
2006
ESP/ENG/FRA/POR/ITA/DEU

TXT/



AAABIERTA

#2

Durante el desmontaje de la nave: Antonio Collados, Alberto Cobos, Jesús Pérez, Marián Medina, Laura Sánchez, Raquel Moreno, María Gil, David Malagón, Luis Bravo-Villasante, Néstor Cruz, Manuel Molina, Ana López, Irene Gómez, Francisco Miguel Gómez, José Antonio Álvarez, Francisco Ignacio Díaz, Mª Carmen Jiménez, Cristina Jiménez, Rosana Cámara, Aurelie Possien, Julie Meigneux, Román Torre, Guillaume Meigneux, José Manuel Parodi, Ana Delgado, Cristina Garzón, Hugo Luque, Berta Wilhelmi, Pablo Pérez, María García, Marina Álvarez, José Daniel Campos, Alba Benítez, Elisa Martínez, Luis Villar, Salvador Navarro, Luca Stasi, Tânia Magda Santos, Manuel García, Juan Lozano Martínez, Esteban Vidal Angulo, María Alicia Campos, Álvaro Pérez, Laura Suárez, Víctor García, Daniel Campos, Javier Hernández, Julián Roberto Rodriguez, Nathalie, Jorge Conejo, Nara Santos

 

Durante el montaje de AulABIERTA: Celia Maria Acien, Laura Noemí Alonso, José Antonio Arrebol, Blas Blanco, José Manuel Campos, David Escolano, Alicia Severiana Espinal, Emilio Luis Fernández, Nicolás Fernández, Beatriz Fontes, Jorge Félix Frías, Antonio Galindo, Rebeca Gallard, Carmen María García, Encarnación García, Juan González, Blas López, David Lozano, Francisco Javier Martínez, Juan Martínez, Arturo Masegosa, Carmen Mesas, Jesús Miranda, Juan José Munuera, José Manuel Ortega, Olga María Ortiz, Francisco Jesús Ramírez, Joaquín Rincón, Nieves Rodríguez, Mar Rosales, Jesús Rubio, Manuel Ruiz, Héctor Gracia, Raquel Ruiz, Francisco Miguel Ruiz, Pablo Carlos Sáez, Jorge Carlos Salmerón, Juan Antonio Vallejo, Marián Medina, Alba Benítez, Alberto Cobos Álvarez, Pablo Pérez, María Gil, Jesús Pérez, Luis Bravo-Villasante, David Malagón, Ana Delgado, Cristina Garzón, Tânia Magda Santos, Luca Stasi, Alejandro Bonasso, Gergo Kukucska, Marta Menacho y Antonio Collados

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

UNIDAD DE EJECUCIÓN

 

Un arquitecto-profesor desmonta un edificio de la Diputación de Granada antes de su demolición para construir un espacio autogestionado con la colaboración de la Asociación Aula Abierta (AAABIERTA), que se constituyó durante los encuentros de debate y trabajo desarrollados desde noviembre de 2004 por un grupo oscilante de estudiantes de Bellas Artes, Arquitectura y otras disciplinas, donde se planteó la necesidad de obtener un espacio físico y mental de trabajo y reflexión urbana a través de herramientas diversas. Incluye: convencer a la institución pública de que ceda el bien inmueble; convencer a la promotora de las obras que se iban a realizar en el solar donde estaba situado el edificio para que permita trabajar en el lugar; convencer a una aseguradora para que confíe en los estudios de seguridad y control de obra propuestos, y convencer a la Universidad de Granada para que ponga en valor esta experiencia cultural y social sostenible, que supone la autogestión de unos recursos muertos y residuales por parte de una juventud creativa y reivindicativa. Esta acción de desmontar-montar evidencia el enorme compromiso social que une a los participantes y los lleva a solucionar colectivamente la implantación y construcción del nuevo espacio, evaluado en el curso "Del seguro de responsabilidad civil al tornillo autorroscante". Incluye también el primer correo electrónico de Antonio Collados al arquitecto, material extraído del desmontaje del edificio de la Diputación por veinticinco personas en ocho días, y la colaboración posterior de más de cien amigos para la materialización del proyecto, que se ubicará -con derecho adquirido, naturalmente- en suelo público de la Universidad de Granada.

 

Sujeto > Asociación Aula Abierta (AAABIERTA) y arquitecto invitado como profesor

Colaboradores > #2, Asociación Aula Abierta (AAABIERTA), Visogsa, Diputación de Granada, Vicerrectorado de Infraestruturas de la Universidad de Granada, Aseguradora Mapfre;

Materiales > Un edificio desmontado pieza a pieza, material proveniente de otras obras y tantas cervezas, tapas y cubatas como para planear, conspirar e inventar un proyecto común entre un grupo de nuevos amigos

Descripción > Recuperación de materiales de construcción, material residual donado -incluso robado- para construir un centro de operaciones

Superficie > Edificio desmontado de 1000 m2 y edificio construido con planta baja de 75 m2 y primer piso de 25 m2

 

 

 

ANTECEDENTES

 

En noviembre de 2004 un grupo de alumnos y ex alumnos de las facultades de Bellas Artes y Arquitectura de la Universidad de Granada creó la Asociación Aula Abierta (AAABIERTA) como un lugar de reflexión, con la intención de dinamizar la vida universitaria aportando propuestas innovadoras de formación paralelas a la universidad y capaces de suplir las carencias del sistema institucional. La iniciativa de los alumnos surge en un momento en que el modelo de la formación superior está siendo debatido a nivel europeo, en el marco de la convergencia de los programas universitarios, por lo que la asociación cuenta con la aceptación del Rectorado.

 

Uno de los primeros actos de la asociación consistió en invitar a un arquitecto a la universidad a presentar una conferencia sobre su trabajo. A raíz de la complicidad surgida de ese encuentro, empezaron a trabajar juntos en la preparación del seminario "Aaabiertaprycto", celebrado entre el 29 de marzo y el 2 de abril de 2005. Las jornadas contaron con la participación de profesionales, entre ellos el arquitecto, para debatir la idea misma de la asociación y discutir sus objetivos y límites.

 

 

 

PROCESO

Cómo reciclar un edificio

 

El primer día del seminario se planteó la posibilidad de construir un lugar de reunión dentro del recinto universitario, aprovechando material de desecho de construcción. Aunque no era imprescindible, a los presentes les pareció interesante disponer de un espacio autónomo respecto a la institución, más aún si servía para ensayar un método constructivo basado en el reciclaje.

 

El tercer día del seminario uno de los alumnos participantes había localizado un edificio, cerca de la universidad, que iba a ser demolido para construir la nueva sede de la Diputación de Granada. Junto al arquitecto responsable del seminario, fueron a examinar la obra el mismo día. Se trataba de un edificio semiindustrial con oficinas, del cual se podían desmontar y reciclar sin excesivo esfuerzo la mayoría de materiales. Inmediatamente se pusieron en contacto con la constructora, Visogsa, para pactar el aprovechamiento de las piezas del edificio. El encargado de la constructora, sorprendido e interesado por

la idea, se opuso en principio al proyecto por temor a posibles accidentes o retrasos en el avance de la obra, con los que, según pensaba, su arquitecto no estaría de acuerdo. Sin embargo, el arquitecto resultó ser Andrés Perea, compañero de profesión del arquitecto de AAABIERTA, que reaccionó con entusiasmo al conocer la propuesta la misma tarde y ofreció su colaboración como mediador con el cliente y la constructora, con la condición de pactar un calendario conveniente para todos.

 

Durante los últimos días del seminario "Aaabiertaprycto" alumnos y profesionales discutieron cómo se podría organizar el desmontaje. Se consiguió que éste fuera reconocido por la universidad como una asignatura de libre elección y se trazaron las líneas generales de la estrategia a seguir antes de finales de septiembre, fecha en que se demolería el edificio. Antes de empezar, se redactó el proyecto de recuperación de material, se contrató a una aseguradora y se pactaron las fechas de la obra.

 

Se llegó a considerar la posibilidad de desmontar la totalidad de las piezas del edificio, dejando al descubierto las vigas de acero de la estructura, que podrían ser vendidas a peso. Esto implicaba el reciclaje total del edificio y permitía que la constructora obtuviera incluso un beneficio a cambio. Sin embargo, no fue posible, ya que hubiese supuesto cancelar el contrato de demolición ya cerrado.

 

Durante el 12 y el 22 de septiembre se impartió el curso "Seguridad y salud en obras de construcción", que constó de una primera parte teórica dedicada a la prevención de accidentes laborales, y una segunda parte práctica que fue propiamente el desmontaje. A la primera parte asistieron jefes de obra que impartieron clases de seguridad; el arquitecto, además, preparó diagramas que explicaban gráficamente las posiciones correctas para cada tarea, con el objetivo de prevenir lesiones y accidentes (ver anexo C). Esta idea fue muy alabada por los constructores y aseguradoras implicados, ya que no es un documento habitual, y además podría resultar una nueva herramienta de trabajo económica y efectiva.

 

Los alumnos consiguieron desmontar un 70 % del edificio y transportar el material, que se guardó dentro del recinto universitario.

 

Para la siguiente fase, la del montaje del espacio, la asociación y el arquitecto crearon un nuevo curso: "Del seguro de responsabilidad al tornillo autorroscante". El título de este taller era explícito, pues no se trataba de un mero taller de diseño, sino que trabajaba las distintas fases que implica el trabajo práctico de construcción: la preparación de documentación legal, los pactos con los interesados, las decisiones de uso, la localización y el diseño, desde la idea abstracta hasta la colocación del último tornillo.

 

Durante este curso se decidió el emplazamiento definitivo de la sede de AAABIERTA y se hizo un trabajo colectivo de diseño con maquetas a escala para llegar a la configuración definitiva del edificio.

 

Se escogió una ubicación estratégica para el nuevo edificio, dentro de la Facultad de Bellas Artes, en la parte del recinto que da al barrio de la Chana, con la intención de abrir el campus hacia ese vecindario.

 

El montaje se llevó a cabo fuera de este curso con gente de la asociación. Se organizaron cuatro talleres temáticos de tres días y medio de duración cada uno, para acondicionar el material: "Cimentación desmontable de hormigón", "Vigas catamarán de hormigón", "Cerramientos de palechapa", "Cubiertas de chapaporex". El espacio de AAABIERTA se preinauguró el 23 de febrero del 2007, y está planeada su inauguración oficial para el inicio del curso lectivo 2007-2008.

 

 

 

EVALUACIÓN

 

El proceso que siguió la Asociación Aula Abierta (AAABIERTA) para conseguir un espacio autogestionado demuestra que es posible colaborar con una constructora y con una entidad pública para realizar un proyecto sin ánimo de lucro, siempre que se argumente convincentemente y se actúe con rapidez, anticipándose y responsabilizándose de cualquier problema que pueda surgir. Sin embargo, la primera reacción de la constructora ante la propuesta de reciclaje evidencia la falta de cultura ecológica en el sector y las dificultades que existen para este tipo de iniciativas. De no haber sido por la complicidad de Andrés Perea, probablemente no se hubiera podido llevar a cabo esta colaboración, aunque se hubieran buscado otras opciones. A pesar de que el discurso de la sostenibilidad está en boca de todos, España, actualmente el mayor constructor de la Unión Europea, ni siquiera dispone de datos sobre el volumen de material de desecho que se recicla, mientras que en otros países se está trabajando en esta dirección desde hace décadas. Holanda, por ejemplo, recupera el 40% de los escombros que genera anualmente.

 

Mediante la autoconstrucción, la asociación consigue que el antiguo edificio de hormigón, acero y cristal se convierta en un bien social, sin valor inmobiliario, autolegitimando así el uso de suelo público para la construcción de equipamiento, sin la participación de promotoras ni la mediación de la Administración.

 

La relación con la universidad es ambigua: aunque cuenta con el apoyo del Rectorado, la institución universitaria tiene una organización poco ágil, incapaz de asumir los planteamientos teóricos y prácticos generados desde el proyecto AulABIERTA. A pesar de ello, al convalidar los créditos como parte del programa docente, la universidad sentó precedente al ser la primera institución estatal en reconocer la autoconstrucción como forma de generar ciudad.

 

Diez años han transcurrido desde que el alumno de la SU 01, desengañado de la formación universitaria, empezara su trayectoria personal, priorizando las implicaciones sociales del urbanismo y la arquitectura al objeto arquitectónico per se. Este proyecto supone la oportunidad de volver a la universidad y, como profesional, trabajar con los alumnos aportando su punto de vista crítico para replantear la arquitectura y su enseñanza.

 

 

 
recetas urbanas